Muchas veces tenemos la necesidad de enviar algún mensaje cifrado o alguna instrucción con información delicada a alguien y no tenemos a la mano la forma de enviar esta sin que otra persona pueda tener acceso a ella

locknote

Algunos en estas ocasiones hacemos uso de lo primero que tengamos a la mano para tratar de dificultar que la información sea leída por quien no tiene autorización, por ejemplo, muchas veces se utiliza un compresor de archivos y se le pone contraseña al archivo de texto comprimido, pero esto no es para nada seguro ya que en algún momento el compresor ha guardado de forma temporal el archivo sin contraseña y este es posible recuperarlo fácilmente, además existen métodos conocidos para atacar estos archivos por fuerza bruta.

Hoy les voy a hablar sobre 3 herramientas GRATUITAS para cifrar archivos de texto de forma segura y puedan ser enviados sin que otra persona pueda tener acceso.

La Primera herramienta es desarrollada por la empresa Steganos, se trata de LockNote una pequeña utilidad similar al bloc de notas en la cual podremos cifrar nuestros textos de una forma sencilla y fiable, utiliza el algoritmo AES de 256 bits, es portable, está en español, además es publicado con licencia GPL (el código fuente puede ser descargado de sourceforge), está desarrollado para funcionar principalmente en sistemas Windows, aunque puede ser ejecutado sin problema en GNU Linux con wine.

FSEKRIT

La siguiente herramienta sobre la que voy a hablar es fSekrit, desarrollada por f0dder miembro del RETeam (Reverse Engineering Team) su funcionamiento y entorno es prácticamente igual al Steganos LockNote pero más pequeño (Pesa solo 50.5KB, 261.5KB menos que el LockNote) y con algunas funciones más como la posibilidad de importar texto de un archivo, o poder hacer el texto de solo lectura entre otras, está en inglés, funciona para sistemas Windows y en GNU Linux con wine, utiliza el 256-bit AES/Rijndael en CBC mode.

fsekrit

Por ultimo como herramienta de cifrado de texto portable hablaremos de Cobbler, una herramienta pensada en ofrecer una superficie de ataque baja, impidiendo ataques de fuerza bruta y que ofrece un cifrado de tipo bancario (AES 128).