La respuesta al aumento de malware adaptado y diversificado está en el uso de antivirus que recojan información desde el sistema del usuario y preparen respuestas personalizadas, según los vendedores de software.

El aumento del malware personalizado está obligando a los vendedores de antivirus a cambiar sus tácticas. Se trata de utilizar las máquinas de los clientes como líneas iniciales de detección de amenazas, según un informe publicado por Yankee Group.

“Inteligencia masiva” es lo que hace falta. Los dispositivos de los usuarios se convierten en detectores de malware que envían la información sobre estos ataques a las redes de las empresas de antivirus. Es la única manera de hacer frente a la cada vez mayor variedad de virus que circulan por la red.

Algunos vendedores, como ESET, Panda, Prevx y Sana Security ya han empezado a trabajar en este tipo de tácticas que convertirán al usuario en recolectores de información.

La idea es sencilla, según los analistas, si los atacantes intentan crear distintos ataques para casi cada usuario individual, entonces los software de seguridad utilizarán las máquinas de los usuarios como si fueran sus ojos y sus oídos para poder descubrir y defenderse de estas variaciones.

Además, al tiempo que los vendedores reúnen información sobre nuevos ataques, pueden ayudar a otros clientes a determinar si las nuevas aplicaciones o los sitios web son peligrosos o no.

Para ello, será necesario que las distintas empresas especialistas en seguridad compartan más información, aunque sean rivales, algo que por el momento parece bastante complicado.

Artículo por Diana Delgado para TheInquirer.es

Congreso Hacker Colombia