“Ciberestafador” Ha robado en ocho departamantos de Colombia

El personaje es conocido en los expedientes como Hugo Fernando Ramírez Sierra, residente en Ibagué, es el padre de una niña, este hombre se dedica a hurtar a los ingenuos compradores por internet. Los registros judiciales indican que para estafar a sus víctimas utiliza los seudónimos de Edisson Herrera y de Jhonny Ballesteros y tiene contactos en los portales www.mercadolibre.com y www.dereto.com, a través de los cuales ofrece computadores, celulares y en contadas ocasiones electrodomésticos. Los organismos judiciales calculan que las estafas oscilan entre los 400 mil pesos y los 2 millones de pesos. El seguimiento a las cuentas bancarias que al parecer entrega Ramírez Sierra a los compradores para las consignaciones han detectado cuantías depositadas de entre 6 y 23 millones de pesos. En la última semana 3 personas se han acercado a denunciar al CTI y en el último mes siete, solamente en Ibagué. Detenido tres veces Lo más preocupante es que el supuesto responsable ha sido detenido por lo menos en tres ocasiones, incluso le han allanado una casa, pero para recobrar su libertad opta por reparar los daños causados y devuelve el dinero. “Sabemos que deben haber muchas más víctimas pero que por la baja cuantía o por pena no denuncian. Necesitamos que todos denuncien ante la Fiscalía o la policía judicial para aplicar todo el peso de la justicia”, dice César Augusto Núñez, director del CTI en Ibagué. La ‘tumbó’ el 8 de enero A Olga Lucía*, una comerciante de Ibagué, le tumbó un millón 800 mil pesos a través de internet. El pasado 8 de enero ella ingresó al portal www.dereto.com con el objetivo de comprar un computador portátil y cuando navegaba pensó encontrar la ganga del año. En uno de los link halló la oferta de venta de dos equipos portátiles y un celular a tan solo un millón 800 mil pesos, valor muy por debajo de los precios del mercado que podría superar los 4 millones de pesos. Enseguida, Escobar empezó a chatear con el vendedor que se identificó como Edisson Herrera. Acordaron que el pago de la mercancía sería realizado a través de la consignación del dinero en una cuenta de ahorros de Bancolombia. Consignó Entusiasmada por la oferta, la mujer hizo la consignación el mismo día en la tarde y esperó a que se cumpliera el plazo para que le llegaran los aparatos, el viernes 11 de enero. Sin embargo, pasaron las horas y luego los días y ningún empleado de una empresa de envíos tocó a la puerta de su residencia en el barrio Cádiz. Poco a poco empezó a darse cuenta del engaño. Lo buscó en la dirección...

Leer Más

Siguenos!

O Puedes Subscribete

ANTES DE

SALIRTE ...

NO TE

ARREPENTIRÁS

!Gracias¡

NO OLVIDES NUESTRAS REDES SOCIALES